English

Go Back   Champions of Regnum > Español > La Taberna

La Taberna Un lugar para conversar sobre casi cualquier tema

Reply
 
Thread Tools Display Modes
Old 03-04-2012, 01:51 AM   #21
Tuor
Baron
 
Tuor's Avatar
 
Join Date: Sep 2007
Posts: 708
Tuor will become famous soon enoughTuor will become famous soon enough
Default

- Estoy bien – replicó la hechicera, aunque si Jaq hubiese estado más atenta hubiese atisbado el gesto de crispación nerviosa en la mano de mano de la hechicera y un leve titubeo en el tono de voz, pero entre la tormenta de fuera y el propio nerviosismo de la bárbara por enterarse más, no advirtió nada – El conjuro era usado por los antiguos archimagos para consultar temas de suma importancia, y de hecho son contados los magos que se atrevieron siquiera a intentar convocarlo. En fin, el hechizo supuestamente debería haberme hecho entrar en contacto con Enshi en persona, pero no fue así. Luego de pronunciar las palabras correctamente, me encontré de pronto en un espacio blanco, inmenso, infinito, repleto de rocas blancas y un terreno uniforme. Frente a mi no había más que un limbo de proporciones eternas.
>>Según el libro de conjuros debía de encontrarme allí con el creador, pero no fue así, el sitio estaba desierto. Sin embargo algo vi en lo que podríamos decir que era el cielo, pues estaba bastante elevado sobre el panorama. Era una especie de gigantesca caja negra con dos apéndices similares a cuernos. Estaba repleta de un líquido verde y era constantemente surcada por relámpagos. No se si me vio, ni siquiera sé si esa cosa podía ver algo, no sé lo que era. Lo que sí vi fue una figura alta, parecía un humano pero era realmente gigante, supuse que era un Adh-Minh.
>>Me escondí detrás de una de esas rocas grandes y vi como aquel sujeto se acercaba a la caja y hacía una profunda reverencia. La caja habló entonces, y lo que dijo me sorprendió realmente.
- ¿La caja habló? – inquirió la bárbara, poniendo especial énfasis en la última palabra.
- Habló, si. Las palabras eran extrañas, sentía como que eran demasiado importantes como para ser oídas por mí, pero entre otras cosas algo que escuché que entendí bien claro es que hacía falta reforzar un conjuro, y que los dioses necesitaban encontrar la Gema de Invocación. El Adh-Minh le contestó que estaban buscándola, y le dijo a su vez que estaban teniendo problemas con lo que él llamó “los clérigos de Enshi”, en una región lejos de nuestro continente, no entendí bien a qué se refería o dónde era ese lugar.

Jaq no dijo nada, tratando de asimilar aquello. Los dioses no sólo eran reales, sino que parecía haber algún tipo de conspiración contra Enshi. ¿Quién o qué sería aquella caja? ¿Qué habrían hecho con Enshi? ¿Lo estarían manteniendo cautivo de algún modo con ese conjuro del que hablaban? ¿Y qué era esa gema? Tenía tantas preguntas y aquel asunto parecía muy escabroso para que ellas lo entendieran en su totalidad.
- ¿Y qué pasó después?
- Después volví. Fui como… arrastrada de regreso. El limbo desapareció de mis ojos y aparecí de nuevo en la cripta donde había iniciado el conjuro. Estaba agotada, pero me sentía feliz de que no me hubiesen descubierto, aunque lo que yo había encontrado me había dejado anonadada. ¿Pero sabes qué? Pude descubrir algo al menos.
- ¿Qué, qué descubriste?
- La gema de la que hablaban, la Gema de Invocación es un objeto legendario que de hecho se cree falso por muchos eruditos. Aparece en algunas historias antiguas, pero son pocas las referencias directas a ella, sin embargo un libro en particular de la biblioteca de Altaruk contiene información sobre la misma. Aparentemente se trata de un objeto arcano que puede resucitar a alguien que haya sufrido la muerte definitiva.
- ¿Te refieres al Banh Eho? – un escalofrío recorrió la espalda de la bárbara. Los dioses permitían a los Pej-Ohtaz resucitar en los altares de resurrección al morir a no ser que fuera una muerte natural, pero en ocasiones eran capaces de expulsarlos para siempre del mundo mediante un hechizo conocido como “Banh Eho”. ¿Para qué querrían los dioses devolver a alguien de la muerte definitiva?
- Si, así es. Y eso me hizo ponerme a pensar…
- ¿Pensar en qué?
- En por qué los dioses querían la gema. Busqué en la biblioteca durante toda la noche hasta que cerca del amanecer creo que encontré la respuesta. – Sacó entonces una hoja que llevaba plegada y ajustada al cinto. Parecía haber sido arrancada de algún libro antiguo y contenía palabras escritas en el lenguaje rúnico de los hechiceros.
- ¿Qué dice? – Inquirió Jaq, intrigada.
- Es parte de la historia del fin de la última Bheta y del inicio del Hophizial.
- Vamos Ping, tu no creerás en esas cosas, ¿O si? – preguntó Jaq, incrédula y con un tono de mofa. Aquel era un viejo cuento popular en el que supuestamente los dioses habían traído la devastación al mundo, eliminando a todos los seres vivientes para luego comenzar de nuevo.
- Creo en ello, sí. – Replicó Ping, mordaz y con los ojos centelleantes esta vez. Aquello incomodó a la molok, quien comprendió demasiado tarde que había quizás herido a su amiga con su réplica mordaz. Trató de suavizar su contestación.
- No quería insultar tus creencias amiga mía, pero no puedo creer que hagas caso a esos viejos cuentos…

Ping no contestó y su conjuro de protección se difuminó. La lluvia cayó entonces entre ellas, empapando a ambas nuevamente. El relativo silencio del que habían disfrutado fue ocupado por el rugido del viento y el crepitar del mar. Ping comenzó a caminar lentamente hacia el oeste, hacia la Gran Muralla Ignita.
- ¡Ping! Vamos, no te enojes.
- No estoy enojada Jaq, sólo pensé que tendrías la mente un poco más abierta luego de todo lo que te conté. Quizás fue un error llamarte aquí, no te preocupes y olvida lo que dije. – Quiso comenzar a andar de nuevo pero la mano de la bárbara se cerró sobre su hombro y le impidió dar un paso más.
- No voy a olvidar nada, lo que me contaste es serio. ¿Qué piensas hacer? No me llamaste aquí solo para decirme esto, tú no eres de las que se quedan quietas sin hacer nada. ¿Qué vas a hacer?
La conjuradora la miró nuevamente una vez más y dijo en un quedo susurro que por alguna extraña razón se oyó por encima de la tormenta.
- Voy a buscar la gema, y con ella voy a traer de regreso a la vida al único hombre que le hizo frente a un Adh-Minh. Voy a resucitar a Lagh.
__________________
Tuor
Tuor no ha iniciado sesión   Reply With Quote
Reply

Thread Tools
Display Modes

Posting Rules
You may not post new threads
You may not post replies
You may not post attachments
You may not edit your posts

BB code is On
Smilies are On
[IMG] code is On
HTML code is Off

Forum Jump


All times are GMT. The time now is 04:36 AM.


Powered by vBulletin® Version 3.8.7
Copyright ©2000 - 2022, vBulletin Solutions, Inc.
NGD Studios 2002-2016 © All rights reserved